LOS 12 SIGNOS DEL DESPERTAR

viernes, 14 de agosto de 2009

Tiempo, multidimensionalidad y su Ser de Luz



En los capítulos previos de las Series de los Trabajadores de la Luz, hemos contado un relato más o menos cronológico sobre la historia y el desarrollo interior de las almas de los trabajadores de la luz. Esta historia puede darles la impresión de que ustedes se desarrollan con el tiempo, desde un punto A hacia un punto B, desde la oscuridad a la luz, desde la ignorancia a la sabiduría. Y en un cierto modo, este es el caso. Aún así en este capítulo final, deseamos dirigir su atención hacia una perspectiva diferente, un modo diferente de verse a ustedes mismos. Una perspectiva que los eleve fuera del tiempo, fuera de esta historia particular, y les haga saber de su existencia fuera del tiempo, en otras palabras su multidimensionalidad. Hay una parte de ustedes que es completamente independiente del espacio y del tiempo. Esta parte es libre de entrar en cualquier momento a cualquier dimensión o área de experiencia que desee. Es libre de elegir la oscuridad o la luz en cualquier momento. Desde su perspectiva terrestre, ustedes viajan desde un punto A hacia un punto B de un modo lineal. Por ejemplo, ustedes viajan a través de las cuatro etapas del desarrollo interior que hemos discutido, paso por paso. Sin embargo, desde una perspectiva sin tiempo, multidimensional, el ustedes real no se está desarrollando en el tiempo, es el uno quien está experimentando el desarrollo. El ustedes real no necesita desarrollarse. Admite esta experiencia por su propia libre elección. Esta elección está motivada por un conocimiento profundo del gran valor de experimentar la dualidad. Desde la perspectiva de su Ser espiritual, sin tiempo, en todo momento ustedes son libres de experimentar cualquier punto en la línea desde A hasta B hasta Z. Ustedes pueden activar cualquier realidad de conciencia para ustedes mismos en cualquier momento, ya que la idea de que ustedes están atascados dentro de una cierta etapa en el desarrollo interior es finalmente solo una ilusión. La razón por la cual queremos dirigir su atención a esta perspectiva, es que esto les puede ayudar a abrirse paso sobre las barreras interiores. Esto puede ayudarlos a penetrar a través de aquel velo de ilusión y entrar en contacto directo con su propio Ser de Luz: la energía del ángel que ustedes verdaderamente son. Para comprender esta perspectiva como un ángulo real desde el cual considerarse a ustedes mismos, necesitamos exponer un poco sobre la noción de tiempo.


Tiempo


En los niveles más altos de unidad, no hay tiempo. Este es el nivel del Espíritu, Dios, ser puro (ver capítulo previo). En este nivel, no hay desarrollo, no hay ‘llegar a ser’ sino solo ‘ser’. En los niveles más bajos de unidad, en los cuales la separación se experimenta más fuertemente, se emplea una noción de tiempo falsa, lineal. Con ‘falsa’ quiero decir una noción de tiempo científica, abstracta que carece completamente de subjetividad y de contenido percibido. El tiempo, en este sentido, es una estructura objetiva externa a ustedes. El tiempo es algo colocado sobre sus experiencias como un marco externo. Un ‘curriculum vitae’, por ejemplo, que ustedes envían cuando están solicitando un trabajo, a menudo consiste en tal línea de tiempo objetiva de hechos. En este año hice esto, en aquel año me gradué en tal escuela, etc. Ustedes enfatizan el lado visible, externo de las cosas. El lado interno de las cosas –la motivación, el significado, la subjetividad – es dejado afuera. En los niveles energéticos entre la unidad y la separación el tiempo es una realidad que ‘fluctúa’ con su experiencia. El tiempo es una noción experimental; un modo de esculpir sobre la experiencia. En estos niveles, hay tiempo, pero no es algo independiente de o externo a sus experiencias. Por ejemplo, en los planos astrales, donde ustedes viajan mientras duermen y también después de que mueren, no hay ‘tiempo de reloj’. El tiempo de reloj es el intento extremo de librar al tiempo de la subjetividad, por ejemplo, de ustedes y sus experiencias. Es una gran ilusión. En los planos astrales, el tiempo es el ritmo de sus experiencias. A veces ustedes descansan, ahora se encuentran con alguien, luego se estudian a ustedes mismos, etc. Siempre que una etapa termina y otra comienza no está determinado por el tiempo de reloj –algo externo- sino por su flujo interior de sentimientos, por lo que parece natural para ustedes. Este sentimiento natural de tiempo o ritmo puede también ser parte de la vida terrestre. La subjetividad del tiempo, ej. el hecho de que el tiempo pueda ser experimentado de maneras diferentes en varias circunstancias, es familiar a todos ustedes. Ustedes dicen que ‘el tiempo vuela’ cuando la están pasando bien, mientras que el tiempo parece no moverse cuando ustedes están en la sala de espera del odontólogo o en la cola en el supermercado. Ahora, el escéptico dentro de ustedes puede decir: el tiempo se percibe como moviéndose lentamente cuando las circunstancias experimentadas son negativas, mientras que el tiempo aparentemente va más rápido cuando las circunstancias son positivas. Pero, el tiempo en sí es siempre el mismo, haciendo tictac de la misma manera rígida, de este modo experimentamos las cosas. Esta es la noción de tiempo de ‘estructura objetiva’, también llamado la noción lineal de tiempo. Este proviene de una aproximación al tiempo racionalista, científica. Pero imaginen que no hubiese relojes, que no hubiese día y noche, ni influencias naturales como el sol, la luna y las mareas con los cuales medir el tiempo. Solamente entonces ustedes podrían confiar en su propio sentido subjetivo del tiempo. Su medida objetiva del tiempo – el reloj- no está basada realmente en algo externo; es el producto de la mente humana que desea dividir y clasificar. La mente humana ha extraído un cierto orden en las cosas de los fenómenos naturales en la tierra. Pero ‘el tiempo en sí’, independiente del factor humano, no existe. Es una ilusión que es el producto de un tipo de conciencia que está atrapada en la creencia de la separación. El tiempo es esencialmente subjetivo. El tiempo es un modo de esculpir sobre la experiencia, de tal modo que ustedes pueden hacerse una idea de ella. Por ejemplo, ustedes dicen de alguien: “él es un alma vieja”. ¿Ustedes realmente piensan en el número de años o tiempos de vida cuando se refieren a su vejez? ¿O piensan por ‘viejo’ que él expresa ciertas cualidades, tales como sabiduría, balance y serenidad, más que una cierta cantidad de tiempo? La referencia al tiempo en la frase ‘alma vieja’ se refiere realmente a la experiencia. El tiempo, en el sentido total de la palabra, es la “dinámica de llegar a ser” en los niveles interiores. Este puede ser un concepto útil en cuanto los ayude a articular el ritmo natural o flujo de las cosas. Pero cuando es concebido como algo objetivo, parado sobre ustedes y vigilándolos, tiende a limitarlos y distraerlos. Ustedes no están limitados a una línea de tiempo particular. Ustedes no son un ser lineal. Hay niveles de su ser que están fuera del marco de tiempo que ustedes están experimentando al presente. Es sobre este aspecto de ustedes mismos, ej. su multidimensionalidad, que deseamos dirigir su atención ahora.


Multidimensionalidad


De acuerdo a la noción lineal de tiempo, ustedes no pueden estar presentes en más de un lugar al mismo tiempo. Por ‘ustedes’, el concepto lineal se refiere a su cuerpo, su cerebro y su conciencia que de algún modo está atada a su cuerpo/cerebro. (La ciencia aún no puede explicar exactamente cómo el cuerpo y la conciencia están “atados”, pero ésta sostiene –generalmente- que la conciencia no puede existir sin un cuerpo físico). De acuerdo al concepto de tiempo subjetivo, “total”, ustedes están presentes donde mora su conciencia. Dónde están ustedes, en tiempo y espacio, está determinado por el foco de su conciencia, no por la ubicación de su cuerpo. Por ejemplo: ustedes están en la estación, esperando el arribo de su tren. Tomará aún un poco de tiempo, por lo tanto ustedes se sientan y se quedan con la mirada fija por un tiempo y no se dan cuenta de que entran a un estado de conciencia levemente alterado. Están pensando en alguien con quien estuvieron hablando ayer. Ustedes recuerdan aquella conversación fácilmente y vívidamente recuerdan cómo ésta los afectó. Están reviviendo ciertos aspectos de aquella conversación, llevándola desde el pasado hacia su momento del Ahora. Lo que ustedes realmente están haciendo aquí es que están viajando al pasado y están visitando otra vez las energías de aquel momento. Sus energías del Ahora interactúan con las energías del Pasado, posiblemente creando cambios en su experiencia de aquel momento, y así alterando el pasado. Por alterar su pasado no queremos decir que ustedes alteren algún factor físico, sino que ustedes las cubren con una interpretación o perspectiva diferente. Al alterar el contenido percibido de un cierto evento pasado, como quiera que sea, en algún sentido están alterando el evento para ustedes. Sólo piensen en este ejemplo. Ustedes tuvieron una conversación con alguien, quien realmente se ofendió por una observación suya, la cual realmente no tenía para nada una intención crítica. La otra persona con la que estuvieron hablando comenzó a reprenderlos y luego se marchó. Ahora, a su vez ustedes se ofendieron, sintiéndose no comprendidos, enojados y sobresaltados al mismo tiempo. Después de que llegaron a casa, ustedes se sintieron turbados por algunas horas, pero luego lo dejaron pasar y tuvieron un buen momento. A la mañana siguiente, en la misma estación, ustedes tuvieron que esperar su tren y repentinamente recordaron esta conversación particular, en la cual las cosas se pusieron mal sorpresivamente. Ahora ustedes la observan desde una perspectiva diferente, y súbitamente se dan cuenta de por qué aquella persona se sintió tan ofendida por su observación. Ustedes recuerdan algunos hechos de su pasado que simplemente habían olvidado antes de tener aquella conversación. Ahora ustedes pueden ver su reacción emocional bajo una luz totalmente diferente, especialmente como no teniendo nada que ver con ustedes. No fueron ustedes los que causaron la herida; ustedes sólo dispararon una vieja herida dentro de él. Esta perspectiva pone en movimiento una respuesta emocional diferente dentro de ustedes. Ustedes sienten una especie de alivio interior, y si…perdón. “Oh, ya veo….. ahora entiendo…. Pobre amigo.” En ese momento, ustedes están recreando el pasado. Lo están cubriendo con una interpretación diferente de los hechos, la cual reemplaza su respuesta inicial. Para ser claro, esto no significa que la respuesta inicial no haya sucedido, sino que las energías de enojo, sobresalto e incomprensión han sido transformadas en comprensión y perdón. Ha tenido lugar una “alquimia espiritual” debido a la interacción entre pasado y presente. Realmente, los hechos físicos no son tan importantes. Es el contenido percibido de una situación, su reacción energética a ella, lo que realmente determina su vida y su realidad. De este modo, podemos decir correctamente que ustedes pueden alterar el pasado viajando a través del tiempo hacia las energías del pasado que aún necesitan resolución. Mientras ustedes están sentados en la estación, dirigiendo su viaje en el tiempo, hay alguna capa de su conciencia aún presente en su cuerpo. Ustedes pueden sentir ‘en el fondo de su mente’ que sus manos se están poniendo frías o que algunos jovencitos detrás de ustedes están hablando fuerte. La conciencia es capaz de dividirse a sí misma. Puede estar en lugares diferentes al mismo tiempo, queriendo decir que la conciencia puede morar en diferentes realidades energéticas al mismo tiempo. >Este es el significado de multidimensionalidad. Su conciencia no está limitada al espacio y al tiempo. Aunque ustedes tienen un acuerdo básico durante su tiempo de vida en la tierra de que alguna parte de su conciencia está siempre conectada con su cuerpo físico, su conciencia sin embargo no está limitada a un punto específico en el tiempo. Ustedes no están limitados por el pasado o por el futuro, porque ellos no están fijos. Son campos líquidos de experiencia. Ellos son alterables y ustedes pueden interactuar con ellos desde el Ahora. Su conciencia es multi-dimensional incluso cuando ustedes piensan que están prisioneros dentro de su cuerpo físico. ¿Conocen la expresión: “ella se quedó en el pasado”? Alguien no puede dejar ir el pasado y su conciencia está llena de experiencias pasadas y con emociones tales como arrepentimiento, remordimiento o simplemente aflicción. Esta persona ‘no está aquí’. Ella está literalmente en el pasado. Ella está, como en el ejemplo anterior, interactuando con el pasado desde el momento actual, pero no de un modo liberador, alquímico. Su cuerpo está presente en el aquí y ahora, y ella está detenida en el pasado. El tiempo para ella permanece quieto, mientras el reloj hace tictac y mide semanas y meses progresivamente. Esto porque ella no se mueve experimentalmente. Ella no fluye con el proceso natural de vivir y experimentar. Este es un ejemplo de multidimensionalidad. Incluso cuando ustedes se limitan a sí mismos a tal foco estrecho de conciencia, están siendo multidimensionales. Con lo cual quiero decir que multidimensional no es algo que llegan a ser, es algo que ustedes son. Es de su naturaleza, es su estado natural de ser. La verdadera cuestión es: ¿cómo pueden ustedes ser multidimensionales de una forma liberadora y transformadora? ¿Cómo pueden ustedes emplear su multidimensionalidad de tal manera de que puedan moverse libremente a través de las dimensiones y no perder contacto con su espíritu divino? Siendo multidimensionales desde un lugar de sabiduría y conciencia: este es su destino espiritual. Es su destino a ser creadores totalmente concientes, multidimensionales. Ser concientemente multidimensional significa que ustedes liberan la ilusión del tiempo lineal, que también significa liberar la noción de que ustedes son (nada más que) su cuerpo. Ser concientemente multidimensional es identificarse a sí mismo con el espíritu (Dios) dentro de ustedes que es absolutamente libre de entrar a cualquier realidad de experiencia (=dimensión) que elija. Ser concientemente multidimensional es una parte esencial de la realidad de la Nueva Tierra. La razón por la cual ustedes reniegan con el concepto de multi-dimensionalidad, es que ustedes conciben el ‘estar en dos lugares diferentes al mismo tiempo’ en una forma física. Sus cuerpos físicos no pueden estar en dos lugares físicos al mismo tiempo. Sin embargo, las dimensiones no son lugares físicos, no son como quien dice ‘pedazos de materia’. Las dimensiones son reinos de conciencia, esferas de conciencia que se atienen a ciertas leyes (energéticas). Su conciencia puede alimentarse de diferentes dimensiones al mismo tiempo. Esto sucede AHORA. Hay realidades del pasado, del futuro, de los planes astrales, de vidas pasadas, del ángel dentro de ustedes, e incluso más, que se interceptan y encuentran dentro de Ustedes justo aquí, justo ahora. Ustedes SON multidimensionales ahora, ¿pero lo son de una manera conciente? ¿Ustedes permiten que las dimensiones fluyan dentro y fuera de ustedes, aceptan ustedes lo que las energías les traen y pueden reconocerlas como propias? Ustedes interactúan con las otras dimensiones de las cuales son parte todo el tiempo, pero si lo hacen de una manera conciente y acogedora, ustedes están realmente transformando aquellas realidades dimensionales. Abrazando energías estancadas o reprimidas de aquellas dimensiones, y exponiéndolas a la Luz de su conciencia, ustedes liberan e integran partes de su Ser y cambian su presente. Muchos reinos de conciencia se encuentran dentro de ustedes y ustedes son esencialmente los Maestros que eligen experimentar cualquiera de ellos. Ustedes son libres de viajar a través de ellos, rápido o lento, lejos o cerca. Tan pronto como se identifiquen con el Espíritu dentro de ustedes, mantendrán la conciencia de que son libres. Pero cuando ustedes se estancan en pensamientos de limitación, sosteniendo creencias tales como “esto no es posible”, “esto no está permitido”, “esto saldrá mal”, etcétera, ustedes se sumergen en la ilusión de separación. Ustedes quedan atrapados en la ilusión de tiempo lineal, la ilusión de que son un cuerpo, la ilusión de que están separados de Dios. De este modo, el alma queda temporalmente ‘atada’ a ciertos reinos de experiencia. Ella olvida sus verdaderos orígenes, su divinidad y su libertad. Este estar atrapado o ‘atado’ también es llamado karma. Llegar a estar ‘libres’ o sueltos, a menudo procede a lo largo de un número de pasos o estadios a lo que ustedes llaman ‘crecimiento interior’. Desde el punto de vista humano (lineal), ustedes están ‘liberando karma’ y lentamente se están transformando a sí mismos de acuerdo a las cuatro etapas del desarrollo interior que hemos descrito en estas Series de Trabajadores de la Luz. Desde el punto de vista del Espíritu, sin embargo, ustedes están simplemente recuperando las fuerzas a su estado natural de divina conciencia. Desde este punto de vista, liberar karma no es nada más que recordar su propia divinidad.


Tu Ser de Luz


Muchas dimensiones, muchos reinos de conciencia, vienen juntos dentro de ustedes. Y ustedes realmente son los maestros, los creadores de todo el campo de dimensiones. Ustedes son una estrella con muchos rayos, una conciencia de alma con muchas manifestaciones. Ustedes son libres de activar cualquier realidad que elijan. Si ustedes abandonan la idea de tiempo lineal o cronología, ustedes se permiten a sí mismos creer que el pasado o el futuro no los determinan. Entonces pueden sentirse a sí mismos estar en el centro de un campo vibrante de dimensiones, todos emanando de una fuente divina, sin tiempo: ustedes. Imagínense a ustedes mismos en el centro de estas realidades, de todas estas posibilidades, y luego elijan una que traiga la mayor Luz para ustedes. Ustedes elijen el rayo más brillante, más amoroso en el campo, y ahora, por un momento, vayan dentro de él y sientan cómo es SER ese rayo. Este es su Ser de Luz. Esta es la parte de ustedes que más se parece a Dios. Tradicionalmente, los seres más cercanos a Dios son llamados arcángeles. Y eso es lo que ustedes son, en esta dimensión, justo ahora. Ustedes realmente son arcángeles. Los arcángeles son seres que están muy cerca de la Fuente/Espíritu/Dios, pero ellos no son completamente uno con el. Están un paso fuera de la conciencia absoluta, es decir Seres puros sin diferenciación, identidad o individualidad. Los arcángeles tienen una clase de individualidad. Hay singularidad en todos ellos. Puede decirse que un arcángel tiene ciertas características. Uno no puede decir esto de Dios o la Fuente. Dios es Todo y Nada. Debido a esto, los arcángeles han entrado ‘al reino de la separación’, el reino de Yo versus Otro. Ellos son parte de la dualidad, aunque ligeramente. Un arcángel es un aspecto de Dios que se ha manifestado a sí mismo como un Ser particular, una Forma particular. El filósofo griego Platón llamó a esto una Idea, lo cual –en nuestros términos- es una realidad energética básica o ‘arquetípica’ que trasciende el mundo físico. Los arcángeles son en ese sentido Ideas platónicas. Existe un arcángel (Idea) de Amor, de Verdad, de Bondad, etcétera, cada uno personificando la energía de un aspecto particular de Dios. Los arcángeles no son tanto personas como campos de energía con un sabor característico. ¿Por qué el Espíritu o Dios exterioriza aspectos de Él mismo de este modo? Fue por la alegría de la creatividad que el hizo esto. Las energías del arcángel son una expresión de la inagotable alegría creativa. Los arcángeles no están fuera de Dios. Nada está fuera de Dios. Dios está en todo. Dios está presente en todas las energías creadas como el “aspecto Espiritual”. Este aspecto es lo que hace a todas estas energías UNO. Lo que separa a un ser de otro, lo que lo hace diferente y único es el “aspecto del alma”. El aspecto del alma incluye la individualidad de un ser. Todos los seres creados que tienen individualidad son verdaderamente una mezcla de Espíritu y Alma, de conciencia (espíritu) y experiencia (alma). La creación es una danza de Espíritu y Alma. Los arcángeles son, como quien dice, los niños primogénitos nacidos de Dios. No “primeros” en un sentido lineal sino en el sentido de: estar muy cercanos a Dios. Ellos llevan una profunda conciencia interior de su divinidad (el “aspecto Espiritual”). Los humanos perciben a los arcángeles como una Luz brillante y pura. Existen diferentes arcángeles. Cada arcángel emana energía como rayos de luz desde un sol. Al emitir estos rayos más y más lejos, el arcángel entra en contacto con espacios desconocidos, con reinos de experiencia que son nuevos para él. La energía del arcángel llega a estar fuera de alcance y en este movimiento espontáneo, creativo, se encuentra casualmente con lo que es Otro diferente a él, con lo que no es Luz, sino Oscuridad. Oscuridad precisamente aquí significa: la parte más lejanamente separada de la Unidad/Espíritu – la parte más alejada dirigida a los reinos de la individualidad. Dios o el Espíritu no es Luz ni Oscuridad. Dios simplemente ES. Los arcángeles son seres de Luz. Al crear Luz, Dios también creó Oscuridad. Esto es simplemente porque los arcángeles están en la dimensión de la dualidad, fuera de la Unidad. Ellos tienen un sentido de individualidad. La creación del ser de Luz (el ángel) trajo consigo la creación del ser Oscuro, la parte del Ser donde la Luz está ausente. Hay belleza en esta polaridad, ya que constituye la dinámica de la creación. Dios, ser puro y conciencia, anhelaba la experiencia, y esta experiencia(s) él la obtiene a través del universo creado, a través de su presencia en sus aspectos de luz y de oscuridad. Lo que los arcángeles iban a experimentar, después de que entraran al reino de la dualidad, Dios no lo sabía. Esto es lo que ella ansiaba: no CONOCER todo, sino experimentar algo nuevo. Al dar un paso fuera de la Unidad, los arcángeles entraron a un espacio vacío, un espacio de potencialidad, un espacio de posibilidades inagotables. Loa arcángeles descubrieron que ellos podían crear muchas formas, y vivir en ellas. Cada forma que ustedes habitan como un ser conciente tiene un cierto ángulo o perspectiva en esto, lo cual permite que una ‘conciencia sin forma’ experimente cosas de maneras específicas. Todo el proceso de los arcángeles aventurándose afuera por experiencias puede ser descrito como una inmensa cascada de luz centellante. La energía de los arcángeles salió a borbotones de la Fuente/Dios como un flujo masivo de agua brillante, chispeante, yendo en todas direcciones. Dentro de esta enorme corriente de agua, pequeños flujos se separaron, dividiéndose incluso en corrientes más pequeñas, hasta que fueron pequeñas gotas de luz líquida. Estas gotas pueden ser comparadas con unidades individuales de conciencia, cada una con su propia serie de experiencias. ¡La danza del Espíritu y el Alma realmente ahora había comenzado! Las unidades individuales de conciencia, que nosotros llamamos almas, siguieron su viaje. Ellas llevaban profundamente dentro la energía del Espíritu o de la Fuente, así como también la energía del arcángel de la cual emergieron. Pero, a medida que viajaron más y más lejos, ellas llegaron a experimentar que era posible olvidar sus orígenes, olvidar su divinidad y llegar a perderse en la oscuridad y la ilusión. Esta polaridad de oscuridad y luz podía experimentarse mejor como un ser humano, viviendo en la tierra. Cuando describimos el proceso de los arcángeles emanando desde la Fuente y eventualmente volviéndose un ser humano, parece que estamos contando una historia lineal, cronológica. Pero esto no es así. La emanación o cascada de energía desde Dios está sucediendo justamente Ahora. Este relato les cuenta de las identidades que están disponibles a ustedes Ahora, no quienes ustedes fueron en un pasado distante. En este preciso momento, hay una capa de energía de arcángel pura dentro de ustedes, una capa de Luz pura. También hay capas de confusión y miedo dentro de ustedes. Pero ustedes pueden elegir, en cualquier momento, ser el ser de Luz, el ángel que ustedes son. Ésto no es algo que ustedes necesiten desarrollar, es simplemente una parte de quienes ustedes son. Es importante darse cuenta de que ustedes no necesitan admirar a maestros espirituales, guías o ángeles. >No hay ninguna autoridad sobre ustedes. Ustedes mismos están entre los ‘primogénitos’, sentados próximos al trono de Dios. Ustedes mismos son Dios y ángel. La forma más fácil de entrar en contacto con su ser de Luz es conectándose con la capa de pura conciencia, puro Espíritu dentro de ustedes. Ésto lo hacen estando en silencio, en niveles externos e internos. El silencio que experimentan entonces realmente está siempre presente en ustedes; solo tienen que llegar a ser concientes de él. Cuando ustedes están conectados con el silencio, la dimensión de eternidad dentro de ustedes, pueden sentir el deseo de experiencia del Espíritu. Desde este deseo, nació su ser de Luz. El alma experimenta la mayor alegría en la interacción entre el Espíritu y la experiencia, la interacción entre la divinidad y la humanidad. Éste es el secreto del universo. Cuando ustedes son puramente Espíritu, su realidad es estática. Nada cambia. La experiencia y el movimiento sólo aparecen cuando hay una relación con algo fuera de ustedes/Espíritu. Cuando ustedes sienten algo más allá de ustedes mismos, hay una invitación a explorar, a sentir, a descubrir. Pero para experimentar algo más allá de ustedes, necesitan salirse de la Unidad absoluta, fuera de Dios/Espíritu. Cuando ustedes hacen esto, pasan a ser un alma individual. Ustedes son un alma única, un pie en el reino de lo Absoluto, un pie en el reino de lo Relativo (=dualidad). En sus exploraciones de la relatividad (dualidad), ustedes pueden irse tan lejos del Hogar que pierden contacto con el elemento de Espíritu dentro de ustedes. Entonces su alma se pierde en la ilusión de miedo y separación. La mayor alegría posible es cuando ustedes forman parte del reino de la Experiencia, mientras permanecen conectados con el Espíritu, con el Hogar. La interacción equilibrada entre el Espíritu y el Alma es la fuente de mayor creatividad y Amor. Desde esta perspectiva, ustedes lo son todo en su camino para hallar el equilibrio correcto entre la Unidad absoluta y ser un alma individual. Aquellos entre ustedes que son Trabajadores de la Luz están al presente trabajando hacia una mayor conciencia de su Unidad con el Espíritu. Ellos han viajado dentro de la dualidad por mucho tiempo, y ellos, por ej. tú mi querido lector, están listos para regresar al Hogar. No, sin embargo, a un Hogar estático de Pura Unidad, sino a una realidad dinámica, creativa de humanos divinos, multidimensionales, cuya experiencia estará llena de alegría y Luz. Este es el final de las series de los Trabajadores de la Luz. En todos aquellos que lean esto, hay una intensa añoranza por el Hogar y una profunda determinación para cumplir sus deseos más profundos. Mantengan sus anhelos y deseos vivos, y confíen en ellos, porque ellos los llevarán al Hogar. Con mi más profundo Amor, Jeshua Por preguntas o información,

contácte a :


No hay comentarios: